viernes, 29 de enero de 2010

SHAM 69. meditaciones metafísicas

Lo siento lectores! Era mi intención comentar el primer single de los sham 69 pero una y otra vez termino perdiéndome en vagas divagaciones.
A día de hoy, si me tuviera que identificar con una banda de punk, creo que elegiría a los sham 69. Y aunque tengo cientos de bandas favoritas (como todos los amantes de la música), no me quedaría ni con la farsa anarquista de los sex pistols, ni con el ardor revolucionario de los clash, ni la jovialidad de los undertones ni el romanticismo cínico de los buzzcocks, ni con otras muchas bandas. Y aunque todos estos me gustan mucho, me quedaría con los sham 69 y su "realismo social": ellos no cantaban esloganes, no posaban para sesiones de fotos, no tonteaban con la "elite punk". Los sham 69 estaban cabreados y se sentían jodidos por un sistema injusto y cantaban sobre eso, cantaban a los chavales de la clase obrera que encauzan su rabia contra ellos mismos, en vez de utilizarla de manera positiva, de pelear y salir hacia adelante!
Para mi los sham 69 son su contraportada del "borstal breakout", un grabado en un pupitre escolar, o como vieron los publicistas, unos chavales embarrados jugando a futbol.
¿que significaron los sham 69? En el comienzo de su biografía puse dos citas, la primera de mark perry, editor del fanzine sniffin' glue y uno de los dueños de la discográfica step forward, que decía: "jimmy pursey era la pieza que faltaba. Él iba a devolver el punk a las cloacas". Yo diría que más bien abrió las puertas de la cloacas, y los que salieron de allí no gustaron a los autodenominados abanderados de la escena, ese compedio de jóvenes: hooligans futboleros, pseudo-skins y pseudo-mods (más que 'ex', porque aunque alguno hubiera, como hoxton tom, muchos eran ya sus hermanos menores, que no lo habían vivido) que seguían mirando al punk con recelo, pero que se sintieron identificados con los sham 69.
Y evidentemente el punk dejó de ser un juego, porque los recien llegados no estaban para bromas: los inofensivos (aunque asquerosos) lapos y los saltitos del pogo se convirtieron en verdaderas rifas de hostias, y la provocación con parafernalia nazi pasó a ser caldo de cultivo de la extrema derecha, que supo encauzar habilmente la insafisfacción de los chavales.
Graciosa y esclarecedora es esta declaración del cantante de los eater: "aquella noche vinieron los de equipo de futbol del millwall, lo destrozaron todo y zurraron a todo el mundo. Aquel día decidi volver a la universidad y conseguir un diploma: cualquier cosa era mejor que seguir implicado en algo que salía directamente de los graderíos del campo de fútbol".
Y lo que siguió ya es historia!!

5 comentarios:

EL ESPIRITU DEL 79 dijo...

...deliciosa lectura! Que grande la declaracion de los Eater, jajajajjaajajajaaj.

vomito dijo...

me gustan tus divagaciones!!!!!

magicpop dijo...

Pese a ser un comentario personal con el que se puede estar o no de acuerdo, por lo que respecta a escoger un grupo de entre todas esas emblemáticas propuestas, el razonamiento del autor es tan contundente y está tan bien desarollado que me duele añadir algo que rompa el encanto. Felicidades y enhorabuena por esta meditación metafísica tan, tan, tan... me faltan adjetivos para ser justos, de verdad.

Un saludo
Àlex

Clashera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Clashera dijo...

Excelente!!!
Saludos,Javiercraher...
::::If the kids are united::::